Se incrementaron los operativos para retirar estos objetos y sus derivados

Más esfuerzos en los operativos para evitar los vapeadores en Quintana Roo

Desde la prohibición de la venta de vapeadores este mismo año, en Quintana Roo se han retirado más de dos mil dispositivos electrónicos de los anaqueles, además de 33 máquinas expendedoras de productos de este consumo.

Carlos Ortiz Velázquez, titular de la Dirección contra Riesgos Sanitarios, recordó que la venta de estos objetos quedó totalmente prohibida desde el 31 de mayo.

Debido a ello se incrementaron los operativos para retirar estos objetos y sus derivados, para la cual comercializarlos vale una multa que va de 95 mil a 385 mil pesos.

Los dos mil cigarros electrónicos ya fueron retirados y destruidos, mientras que las máquinas permanecieron en los lugares donde se instalaron, pero fueron inhabilitadas.

Ortiz Velázquez, indicó que muchas de estas despachadoras fueron ubicadas en zonas hoteleras de Cancún, de Tulum y de la Quinta Avenida de Playa del Carmen, puntos de gran demanda para turistas.

“Hacemos un llamado a la sociedad para que hagan las denuncias correspondientes a través de la páginas de Cofepris y en redes sociales, para que nos ayuden a identificar la venta de estos productos, que son muy dañinas”, invitó.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), señalo que estos productos tienen efectos graves en la salud de las personas, sean consumidores o no, debido a que además de nicotina, tienen 22 sustancias adicionales que han sido identificadas como cancerígenas.

En la entidad, los jóvenes de más de 20 años son quienes presentan mayores adicciones al tabaco y recurren más a estos productos.

La Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) indica que el 3.5% de las personas de 10 a 19 años en Quintana Roo son consumidoras habituales, y el 7.8% de los adultos también.

Leave a Reply

Your email address will not be published.